Fitness Fitness Fitness Fitness Fitness

Fitness

Fitness (en español buena forma) hace referencia regularmente a una actividad física de movimientos repetidos que se planifica y se sigue regularmente con el propósito de mejorar o mantener el cuerpo en buenas condiciones.

El fitness a menudo se divide en los tipos siguientes:

  • Flexibilidad
  • Resistencia cardiovascular
  • Fuerza muscular y resistencia
  • Constitución física
  • Agilidad
  • Constancia
  • Disciplina
  • Equilibrio
  • Velocidad.

El fitness se suele confundir con el culturismo, que aunque guarda ciertas similitudes, se diferencian principalmente en los fines previstos:

  • El fitness algunas veces está destinado a la pérdida de masa corporal. En cambio en el culturismo se requiere el aumento de la masa corporal (hipertrofia e hiperplasia muscular).
  • Las rutinas de fitness consisten en ejercicios aeróbicos combinados con anaeróbicos, mientras que en el culturismo principalmente son ejercicios anaeróbicos de fuerza. También varían el tiempo, las repeticiones, la intensidad, tipo de ejercicios y la planificación de las rutinas.

Para mantenerse en buena forma física no es necesario pasar horas y horas en un gimnasio o desarrollar una gran masa muscular, como los culturistas. Todo lo que se necesita es mejorar la potencia, la resistencia y mejorar la movilidad. Hoy en día, el sedentarismo se ha convertido en parte de un estilo de vida, debido a que la gente pasa más tiempo delante del ordenador o en la oficina. Por lo tanto la necesidad de ejercicio es una obligación.

Beneficios del fitness

  • Reduce el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular, de presión arterial, reduce el colesterol y el riesgo de desarrollar cáncer de colon o de mama.
  • Disminuye el riesgo de desarrollar diabetes, el ejercicio te ayuda a reducir tu peso y grasa corporal.
  • En el área emocional, reduce depresión y ansiedad, además mejora el desempeño en el trabajo y actividades sociales.
  • El ejercicio aeróbico, como el de resistencia, tiene beneficios aprobados como mejorar la función cardiovascular y respiratoria, mejorar el suministro de sangre a los músculos y disminuir presión y pulso arterial.
  • Mantiene tus huesos sanos. Previene la osteoartritis, osteoporosis y el frecuente dolor de espalda baja.
  • Mantiene los músculos sanos. La flexibilidad, fuerza muscular, tendones y ligamentos mejoran.
  • Ayuda a dormir mejor, con un sueño más profundo que permite tener mejor concentración en el día y aumentar tu productividad y estado de ánimo.
  • Mejora la digestión, la absorción de nutrimentos y la actividad del intestino para defecar adecuadamente.
  • El cerebro se fortalece, porque recibe una mayor irrigación sanguínea y el aporte de oxígeno a través de la sangre, mejora el rendimiento cerebral y con ello la capacidad de reacción, orientación y control.
  • El hecho de mantenerse activo tiene una prolongación de la vida, reduce en un 50 por ciento aproximadamente el riesgo de muerte prematura, tanto en los hombres como en las mujeres.

Profesores: Angel Sotos